EL FUTURO DE LAS CIUDADES: EDIFICIOS DE CONSUMO DE ENERGÍA CASI NULO

construcción sostenible

Los edificios de consumo de energía casi nulos son edificios con un rendimiento energético muy alto, de forma que la poca energía que precisan es producida principalmente por fuentes de energía renovables. Es fundamental implementar este tipo de construcciones, ya que los edificios representan el 40% del consumo energético mundial, y por lo tanto, de la contaminación que este consumo genera. Con la intención de revertir estas cifras la Comisión Europea ha fijado el objetivo de alcanzar una economía neutra en emisiones en 2050, para lo cual el Gobierno español ha aprobado la Declaración ante la emergencia climática y ambiental

Siguiendo esta linea ya se están diseñando y construyendo los edificios que conformarán nuestras ciudades en el futuro. Estos edificios se caracterizan por disponer de un aislamiento térmico muy eficiente en toda su envolvente, desde el terreno hasta la cubierta. También es necesario conseguir una hermeticidad casi absoluta que evite las infiltraciones de aire y los problemáticos puentes térmicos, para lo cual se cuenta con carpinterías y vidrios de altas prestaciones térmicas y aislantes.  Por su parte, la correcta salubridad se garantiza mediante un sistema de ventilación eficiente con recuperación de calor en muchos casos. Todo ello construido con materiales de bajo impacto ambiental.

Con respecto a los edificios que ya están construidos y que tienen cierta antigüedad, como la gran mayoría del parque inmobiliario de nuestro país, deberán ir adaptando sus sistemas eléctricos e instalaciones térmicas a la nueva disposición energética. Igualmente, deberán implementar sus elementos constructivos, tales como fachadas y cubiertas, para mejorar su aislamiento térmico y reducir la demanda de energía para climatización.

Uno de los principales cambios que deberemos afrontar es la desaparición de los combustibles fósiles, de forma que en las viviendas prevalezca el autoconsumo energético y el uso de energías renovables. En este sentido ya hay comunidades de propietarios que se han inclinado por equipos de aerotermia que, combinados con la instalación de paneles fotovoltaicos, ofrecen una climatización 100% renovable. El autoconsumo energético de los edificios también será indispensable para abastecer los puntos de recarga de vehículos eléctricos, que se van a convertir en indispensables sobre todos en las grandes ciudades.