SOLUCIONES DE ACCESIBILIDAD EN COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

Como ya adelantamos en un post anterior, con la entrada en vigor del Real Decreto 1/2013 es obligatorio desde el 4 de diciembre de 2017 que todos los edificios se adecúen a la legislación en materia de accesibilidad. 

También en la Ley de Propiedad Horizontal encontramos en el artículo 10 la obligación de llevar a cabo las obras que faciliten la accesibilidad si así lo solicitan las personas con discapacidad o mayores de 70 años que vivan, trabajen o presten sus servicios en el edificio. Si el importe de dichas obras una vez descontadas las subvenciones no supera las 12 mensualidades de gastos ordinarios los propietarios estarán obligados a acometer dichas obras.

A continuación se presentan las soluciones más habituales en las comunidades de propietarios, así como algunos aspectos de la normativa que les afecta:

 1. RAMPAS ACCESIBLES: Las rampas en el interior de los edificios están reguladas a nivel nacional por el código técnico de la edificación, y a nivel autonómico por la legislación que exista al respecto en cada comunidad autónoma. Se deben cumplir limitaciones con respecto a la longitud y pendiente de los tramos, las mesetas y los pasamanos. Es una solución sencilla de ejecutar pero necesita disponer de bastante espacio, lo cual no siempre es posible. 

2. PUERTA DE ACCESO AL PORTAL: en muchas ocasiones la primera barrera arquitectónica que nos encontramos en el edificio es el propio acceso al portal. A menudo se trata de puertas muy pesadas, lo que puede llegar a dificultar su apertura. Atendiendo a la normativa, no se debe superar una fuerza de apertura mayor de 25N.

Como alternativa a la sustitución de la puerta existen unos automatismos que permiten la apertura mecánica de la puerta mediante sistemas de pulsación accesibles. En cualquier caso, la puerta debe contar con un resorte de lenta operatividad que la mantenga totalmente abierta al menos durante 5 segundos para permitir el paso de una persona con movilidad reducida.

3. TELEFONILLOS: Los telefonillos deberían, según normativa, estar a una altura de entre 80 cm y 1,20 metros del suelo, además de contar con altorrelieve y braile. Se entiende también que la instalación de un videoportero entra dentro de los parámetros para ser considerado un punto de llamada accesible.

4. INTERIOR DEL PORTAL: En el interior del portal todos los itinerarios deben ser accesibles con una anchura de 1,20 metros como mínimo. Los pavimentos deben ser lisos, no pueden contar con rehundidos mayores de 0’5 cm ni con peldaños aislados. Además, los pavimentos deben ser antideslizantes.

5. ESCALERAS: Siempre que existen escaleras se debe contemplar un itinerario alternativo mediante la instalación de rampas, ascensores, plataformas elevadoras y, en última instancia, salvaescaleras.

En los tramos de escaleras debe colocarse pasamanos a ambos lados, continuos en todos sus tramos y a una altura entre 95 cm y 105 cm.

6. ASCENSORES: en relación a los ascensores existe una normativa muy amplia en cuanto a las medidas de la cabina y la ubicación y características de la botonera. En algunos casos se permite cierta flexibilidad para poder facilitar su instalación. De este modo en ocasiones se instalan cabinas con medidas alternativas, o se reduce el ancho de la escalera para facilitar la instalación del ascensor, que de otra forma no sería posible. En cualquier caso, conviene contar con el asesoramiento de profesionales expertos en la materia, así como de los técnicos municipales que nos orienten para adoptar la solución más conveniente.

7. PLATAFORMAS ELEVADORAS: son de recorrido vertical y están especialmente indicadas para salvar pequeños tramos de escalera cuando no es posible colocar una rampa accesible. Al tratarse de elementos mecánicos muy específicos, se recomienda consultar con una casa instaladora que propondrá la mejor maquinaria específica para cada situación.

8. PLATAFORMAS SALVAESCALERAS: son la solución menos recomendable. Se deben instalar únicamente si no fuera posible ninguna otra solución de las anteriormente mencionadas. Igualmente, las casas instaladoras ofrecen soluciones de maquinaria adaptadas a cada situación.